La UE en acción contra el cambio climático

El cambio climático es uno de los mayores desafíos a los que nos enfrentamos.

21 Agosto 2008
eu_ac_stake.jpg

El cambio climático es uno de los mayores desafíos a los que nos enfrentamos. De no producirse una actuación rápida a escala mundial para estabilizar la temperatura de la superficie del planeta -que sigue aumentando- los daños pueden ser catastróficos y sin vuelta atrás.

La UE ha propuesto un paquete integrado de medidas sobre cambio climático y energía que prevé nuevos y ambiciosos objetivos para 2020.  Su intención es llevar a Europa hacia el camino del futuro sostenible, con una economía que genere pocas emisiones de carbono y consuma menos energía. Para lograrlo propone:

  • reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20% (30% si se alcanza un acuerdo internacional)
  • ahorrar el 20% del consumo de energía mediante una mayor eficiencia energética
  • promover las energías renovables hasta el 20%.

    
Lo que está en juego

El calentamiento global es consecuencia de las enormes cantidades de energía que producimos y utilizamos. A medida que crecen las necesidades energéticas, también aumenta nuestra dependencia de los combustibles fósiles (petróleo, gas natural y carbón). Estos combustibles, que producen elevadas emisiones de dióxido de carbono, representan el 80% del consumo actual de energía en la UE.

Los objetivos de la UE para combatir el cambio climático exigen un cambio radical en el consumo y la producción de energía. Por ello, la nueva política propuesta se ocupará de aspectos fundamentales como el mercado del gas y la electricidad, las fuentes de energía, el comportamiento de los consumidores y el aumento de la cooperación internacional.

Retos y oportunidades

Las propuestas de la UE coinciden con su objetivo de impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo. Para estar en la vanguardia de la nueva revolución energética habrá que crear empresas y oportunidades de investigación.

El desarrollo de las energías renovables también disminuirá nuestra dependencia de las importaciones de petróleo y gas. La UE se verá así menos afectada por las fluctuaciones de los precios energéticos y la inestabilidad de las cadenas de abastecimiento.

Los Gobiernos nacionales habrán de tomar medidas, coordinados por la UE para garantizar el reparto equitativo del esfuerzo. Los objetivos que se fijen serán vinculantes, pero tendrán en cuenta las capacidades de cada país.

Actuación a escala mundial

El calentamiento de nuestro planeta exige una actuación a escala mundial. La UE ya ha desempeñado un importante papel en la elaboración de los dos tratados más importantes firmados hasta la fecha: la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 1992 y su Protocolo de Kioto, adoptado en 1997.

Pero con eso no basta. La Unión Europea quiere que el debate internacional sobre el cambio climático siga avanzando y ejerce presión para que se adopte una ambiciosa reducción colectiva del 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero de aquí a 2020.

¿Cuál es el siguiente paso?

Está previsto que la nueva normativa sobre el clima quede aprobada a finales de 2008. Además, a medida que vaya desarrollando sus iniciativas para alcanzar los objetivos de 2020, la UE también abordará el reto de reducir las emisiones a la mitad en 2050.

Más información

 

Toda la información sobre Europa en el centro Europe Direct de Cáceres

  • Tarjeta Sanitaria Europea
  • 9 de mayo día de Europa